El organismo humanitario informó que unos 250 millones de menores crecen en países o regiones con conflictos armados.
«Nunca desde la Segunda Guerra Mundial han sufrido tantos niños las consecuencias de conflictos, crisis y catástrofes naturales como hoy», alertó este martes el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por su sigla en inglés).
Durante la presentación de un informe sobre los menores refugiados y en zonas de guerra, Unicef precisó que unos 250 millones de niños crecen en países y regiones con conflictos armados.
Unicef alerta que 69 millones de niños podrían morir para 2030.
Por estas cifras alarmantes, reclamó nuevos esfuerzos políticos y económicos para salvar a toda esta generación, porque no solo necesitan agua potable, medicamentos y alimentos sino que se coordine la ayuda humanitaria para protegerlos.
Unicef calcula que el 20 por ciento de los niños afectados por los conflictos en Oriente Medio desarrollarán problemas psicológicos de leves a moderados y entre un 4 y un 3 por ciento padecerán problemas graves si no reciben ayuda.

«Estamos ante una nueva era de crisis humanitaria en la que crece una generación de niños de las guerras y las crisis», subrayó el responsable de la agencia de Naciones Unidas en Alemania, Christian Schneider, en un comunicado.

¡HAZ TUS DONATIVOS A UNICEF CON TU TARJETA DE CRÉDITO SANTANDER AFILIADA AL PROGRAMA TUCARRERA Y AYUDA A MÁS NIÑOS!