En las innovaciones educativas actuales que se han propuesto en las instituciones a nivel mundial, se encuentran aquellas de índole tecnológicas, las cuales se busca obtener una mejor forma de impartir la información, para los profesores y la mejor retención de la información para los alumnos, donde el factor principal sea la búsqueda y el desarrollo de habilidades propias que puedan capacitar en una educación superior.

Implicando planteamientos nuevos que en cierto modo están en contraposición a las enseñanzas tradicionales, mediante la adherencia de una postura constructivista de la enseñanza y el aprendizaje por lo que se requiere de  la disposición de la utilización de los recursos, la disponibilidad de su adquisición, nuevas propuestas pedagógicas que sean acordes, acomodación de las temáticas educativas y el apoyo e interés de la institución en si misma. Estos recursos tecnológicos llevan el nombre, o son conocidas actualmente como tecnologías de la información y la comunicación (TICS).

Estos recursos tecnológicos de información y comunicación brindan la oportunidad a los docentes de visualizar y modificar las estrategias tradicionales de la enseñanza, con el fin de expandirlas e integrarlas a actividades novedosas que son interesantemente atractivas para el alumnado y que sean aprovechadas como recursos de aprendizaje por los mismos. Por lo que es necesario evaluar la calidad del software educativo, desde la perspectiva pedagógica como técnica sobre su potencial didáctico e integración curricular en la institución.

En estos se deben tener en cuenta aspectos de  interfaz, contenido, interacción que ofrece el material, facilidad de uso, coherencia, motivación, facilidad de adaptación, recursos multimedia, navegación, seguimiento de resultados y cooperación facilitados por el programa.

También puede ser de provecho para ordenar el material mediante la utilización de aplicaciones genéricas (procesadores de texto, presentaciones, hojas de cálculo, programas de dibujo, edición de video) uso de blogs académicos, o que se proporcione sitios donde se puedan encontrar material de provecho que sea formal, verificable y accesible para todos, que se puedan ajustar a sus objetivos y metas curriculares.

De esta manera se puede reducir el uso indebido de los sitios web o de la información que se pueda encontrar en ellos, que a veces puede ser de baja calidad, los cuales por ser de una rama con la que los alumnos están familiarizados, son atractivos para ellos, dándoles otra modo de motivación para buscar y obtener el conocimiento mediante herramientas que puedan ser utilizadas por ellos mismos.

 

Fuente: educacionactual.com