Los estudios, la elección vocacional, el uso del tiempo libre, el dinero, las amistades, el trabajo, etc. ofrecen nuevos conflictos en los adolescentes y es necesaria una adecuada orientación desde la familia, ya que el ambiente tiene una especial influencia en este periodo.

Rebeldías, fugas, timidez, problemas de aceptación social, etc. son problemas que no aparecen en todos los casos, pero cuando aparecen, crean situaciones difíciles para ellos y para los miembros de la familia. Es importante estar alerta para no confundir las ‘crisis pasajeras’ con lo que pueden ser problemas más graves que requieren atención profesional.

Es en la adolescencia cuando se observa el cambio más radical en el proceso de desarrollo de los hijos e hijas, lo que exige también un cambio radical en la acción educativa de los padres.

Problemas más frecuentes en el adolescente

Detallamos a continuación algunos de los problemas que, aunque pueden darse en cualquier etapa de la vida, son los más comunes en la adolescencia.

  • Trastornos del estado de ánimo.
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos de alimentación
    • Anorexia nerviosa
    • Bulimia
  • Trastornos por consumo de sustancias
  • Adicción a las nuevas tecnologías
  • Uso irresponsable de las redes sociales

 

Fuente: psicologiadelphos.es