Seguramente tu también te has hecho está pregunta varias veces, quizás mucha gente a tu alrededor opine que es bueno para ti estudiar una carrera profesional pero ¿te han sabido explicar adecuadamente porque te conviene exactamente estudiar una carrera del nivel superior? También puede ser que aunque seas tu mismo quien esté considerando estudiar una carrera de nivel superior estés teniéndo dudas respecto a si realmente eso te servirá para lograr tus metas de vida tomando en cuenta que deberás invertir una cantidad considerable de tiempo, dinero y esfuerzo en estudiarla y graduarte.

Afortunadamente en está sección verás de manera clara y realista por qué hoy en día estudiar una carrera profesional es más necesario que en otras épocas para tener éxito y lograr tus objetivos de vida.

Para la mayoría de nosotros es muy evidente que el mundo se encuentra en constante cambio, sin ir más lejos no es el mismo ahora que en el tiempo en el que nuestros padres fueron jóvenes, ni siquiera es el mismo de cuando nosotros fuimos niños, ni mucho menos será el mismo hoy que cuando seamos ancianos.

El cambio constante, vertiginoso  e inevitable por el que siempre se verá  afectado  nuestro mundo  por diversas causas  hace que los requerimientos y habilidades para vivir también sean diferentes en las distintas épocas; por ejemplo hablando en términos educativos y laborales, hace 70 años en  gran parte del  mundo el  que una persona (sobre todo siendo varón) hubiera aprendido a leer, escribir  y a hacer operaciones aritméticas básicas como sumar, restar, multiplicar y dividir, y desempeñara un oficio como el de carpintero, mecánico, plomero, transportista,  etc.  bastaba para que toda su familia aún conformada por muchos integrantes tuviera una calidad de vida bastante decente, pero además eso era lo “normal” y no se aspiraba ni educativa ni laboralmente a mucho más. El tener una carrera universitaria en lo que  fuera era percibido en ese entonces como una  condición que generalmente sólo la “élite” privilegiada podía tener y por ello el grueso de la población ni siquiera consideraba la posibilidad de que algún miembro de la familia pudiera llegar algún día a dicho nivel educativo. En ese tiempo tener una carrera de nivel superior era como el equivalente actual a tener un post-doctorado, es decir no cualquiera llegaba a ese nivel de educación y quienes lo hacían  prácticamente tenían asegurado  ganar suficiente dinero como para que  toda su  vida incluyera lujos que hoy en día  bien podemos envidiar aún teniendo postgrados.

Con el paso del tiempo y debido en gran medida a movilizaciones obreras y populares de corte reivindicativo llevadas a cabo en grandes ciudades del mundo industrializado, la educación superior se fue haciendo cada vez más accesible para las masas, tanto que de hecho actualmente ese nivel educativo en casi todo el mundo occidental  ya no es considerado suficiente para poder aspirar a muchos empleos que ofrecen  salarios altos y condiciones laborales deseables,   la educación superior como era de esperarse gradualmente  se vio  superada sobre todo en el mundo industrializado por el requerimiento cada vez mayor de tener postgrados que son: maestrías, especialidades (requeridas sobre todo en el área médica), doctorados o inclusive post-doctorados (cada vez más necesarios especialmente en el ámbito de la investigación).

Pero incluso en países  donde los  post-doctorados son cada vez más comunes todavía se considera que tener una licenciatura es básico para aspirar a tener una “buena vida”, sobre todo porque independientemente de la institución educativa  donde se estudie, del área de conocimientos y de las prospectivas de estudiar un nivel aún más elevado después, la educación superior brinda muchas ventajas a quienes la cursan entre las que destacan:

–  permite tener un mayor entendimiento general del universo, del ser humano, de la naturaleza y de las leyes por las que se rigen

–   permite conocer las vanguardias tanto regionales como internacionales en materia social, cultural, económica, tecnológica, educativa, lingüística, laboral y demográfica

–   brinda una cultura más global y diversificada

–  permite desarrollar habilidades de socialización que servirán para tratar adecuadamente a distintos tipos de personas en diferentes ambientes

–  favorece la  obtención de  conocimientos y el desarrollo de  habilidades laborales específicos de un área profesional determinada que permiten “ser apto” para llevar a cabo labores que no cualquiera puede realizar

–  ayuda a obtener empleos mejor remunerados y con mejores condiciones laborales en la actualidad

– es el requisito previo para acceder a educación postgradual que cada vez será más necesaria para gozar de mejores trabajos y condiciones laborales

A continuación te presentamos un video sobre algunos cambios significativos  que ha sufrido el  mundo a lo largo del tiempo que te servirán para reflexionar sobre cómo se encuentra en la época que vivimos actualmente (conocida como era del conocimiento) en diversos aspectos, y también para reflexionar sobre ¿qué requerimientos educativos y laborales te imaginas que serán necesarios para tener una buena vida dentro de algunos años, a partir de dichos cambios?

Fuente: www.orientacionparatodos.wordpress.com