Un estudio, publicado en la revista Psychological Bulletin, en el cual se analizó información de un millón de estudiantes de 30 países reveló que contrario a lo que piensa la opinión pública, las niñas obtienen en comparación con los niños, mejores calificaciones en todas las materias incluidas las matemáticas o ciencias y lo han hecho durante casi un siglo.

Todo comenzó con la denominada “Crisis de los chicos” en Estados Unidos, la cual se evidencia por que los jóvenes se estaban quedando atrás de sus contrapartes femeninas, en cuanto a calificaciones, test estandarizados y no asistir a la universidad en la misma proporción.

 Esta crisis se baso en el supuesto de que los jóvenes habían perdido terreno en el trascurso del tiempo y ya no brillaban tanto en aéreas que se consideraban de  su dominio, tales como la matemática o las ciencias naturales y empezaban a ser superados por las mujeres.

Sin embargo la investigación de Daniel Susan Voyer de la Universidad de Brunswick en Canada, muestra que esta suposición de que los niños son mejores estudiantes que las niñas no es tan cierta,  Los hallazgos provienen de un mega-meta análisis de datos recolectados entre 1914 a 2011 en más de 30 países alrededor del mundo que analizó datos de un total de más de un millón de estudiantes. (Voyer &voyer, 2014)

Los hallazgos desvirtúan la creencia de que los niños son mejores estudiantes y muestra que las niñas siempre lo han hecho mejor.

En lugar de pruebas de aptitud, los resultados del estudio se basan en las calificaciones escolares. El autor principal del estudio Daniel Voyer, explico las razones: las notas escolares reflejan el aprendizaje en el contexto social más amplio de la clase y requieren esfuerzo y persistencia durante periodos largos de tiempo,  mientras que las pruebas estandarizadas, evalúan las habilidades y aptitudes académicas básicas o especializadas en un momento especifico sin la influencia social.

Las niñas en general tuvieron mejores notas en promedio que los niños, sin embargo se encontró que hay una gran diferencia en  aéreas como los idiomas y más pequeña en aéreas como  matemáticas y ciencias.

 El coautor del estudio, Susan Voyer, dijo: El hecho de que las mujeres en general  tengan un mejor desempeño que los hombres en todo el proceso de escolarización obligatoria en la mayoría de países parece ser un secreto bien guardado, teniendo cuenta la poca atención que ha recibido como un fenómeno global.

Los autores especularon sobre algunas de las razones de la brecha entre niños y niñas:

A las niñas se les exige más en ciencia, mientras que se supone que los niños son capaces de hacerlo mejor en ciencias y matemáticas, las niñas pueden ser presionadas mas por sus padres en estas materias.

Diferentes estilos de aprendizaje: los niños tienden a centrarse más en la calidad de lo que reciben y las niñas mas en entender las contenidos.  Lo cual desde el dominio de la materia produce mejores resultados y esto puede explicar la diferencia.

En conclusión, las chicas pese a lo que la mayoría piensa son mejores estudiantes y ello se evidencia en que en general su promedio de calificaciones tiende a ser mejor.   Punto para las mujeres en la guerra de los sexos.