Todos los años hacemos propósitos pero no siempre los cumplimos; el problema es que no son reales, alcanzables o medibles. Aplica el métodoSMART en tus objetivos del 2017.

Siendo honestos, ¿cuántos propósitos cumpliste este año? ¿Todos, algunos o ninguno? ¿en qué crees que fallaste? La mayoría no cumplimos nuestros propósitos por completo; empezamos bien los primeros meses y para mitad de año (o antes), los olvidamos.

Aplica el método SMART para que a finales de 2017, te sientas satisfecho de haber cumplido todo lo que te propusiste.

Sé específico (Specific)

El problema de muchas de nuestras metas es que no sabemos especificarlas y son muy generales. Tus propósitos deben tener un objetivo y acción específica:

“Voy a estudiar más” es muy general; tu propósito podría ser “Dedicaré dos horas de estudio diario, de lunes a viernes para aprobar todos mis exámenes”

Mide tus metas (Measurable)

¿Cómo sabrás que estás cumpliendo tus propósitos? Debes medir tus progresos y logros. Si tu meta es aprobar el año escolar, deberás ir viendo los resultados cada mes, trimestre o cuatrimestre.

Lo normal es que un objetivo de largo plazo sea medido por metas a corto plazo. Debes especificar estas metas y podrás tener un mejor control de tu avance.

Sé realista (Achievable)

Tus propósitos deben ser realistas y alcanzables a tus recursos, habilidades y al tiempo en que quieres lograrlos.

Si quieres iniciar una maestría o diplomado pregúntate, ¿tengo el tiempo para hacerlo? ¿Es algo que le ayudará a mi vida profesional?

 

Fuente: OCC educación.