Llegó el momento ¡Decide tu carrera!

Cabe señalar que elegir una carrera depende de muchos factores, no solo los económicos, se deben sopesar situaciones de habilidades, gustos y preferencias, ya que eventualmente es la actividad a la que nos dedicaremos gran parte de nuestra vida, por eso es necesario tener la orientación vocacional adecuada para dar el paso correcto en nuestra carrera profesional.

Sondear el mercado laboral te permitirá saber cómo están cotizados los empleos, ver la oferta laboral y saber si ocasionalmente habría que cambiar de residencia para tener mejores oportunidades. Este aspecto representa para muchos un obstáculo por los vínculos familiares, sin embargo puede ser la diferencia entre un futuro más estable o la incertidumbre de no encontrar oportunidades en el lugar donde se vive actualmente.

Es recomendable también asistir a la institución donde potencialmente se estudiará, ver el campus, los servicios con los que cuenta, las vías de acceso, la seguridad y conocer el reglamento interno. Casi no es comentado, pero platicar con los alumnos afuera de la institución podría darte referencias más claras del nivel académico y del grado de conformidad de la comunidad estudiantil con la universidad; una vez que hayas contemplado estos pormenores, decide tu carrera.

Lo anterior es solo un complemento al test vocacional, es decir no lo suple la idea de realizar una prueba de aptitud, es solo a manera de referente. Un detalle a tomar en cuenta es conocer las opciones de titulación, hay instituciones donde estos trámites son más engorrosos que la carrera en sí, así que ante de elegir infórmate para que no te tome por sorpresa.

Decide tu carrera con tiempo, conoce ofertas académicas, concreta una cita con un asesor educativo y enterarte del equipo que está detrás de la universidad.

 

Fuente: UTEL Blog.