“La marihuana sigue siendo la sustancia ilegal que más se consume entre los jóvenes. Para el momento en que se gradúen de la escuela secundaria, cerca del 46% de los adolescentes estadounidenses habrá probado la marihuana al menos una vez en su vida. Aunque el consumo entre los adolescentes se redujo drásticamente en la década pasada (…), el consumo de marihuana por parte de los adolescentes está de nuevo en alza. En el 2013, casi el 23% de los estudiantes de último año de secundaria eran consumidores de marihuana, y el 6.5%  consumía marihuana a diario. La encuesta anual Estudio de Observación del Futuro (Monitoring the Future—MTF) (…) muestra que el uso de la marihuana a través del tiempo está directamente relacionado con qué tan segura los adolescentes piensan que es esta droga. En la actualidad, la cantidad de adolescentes que piensan que quienes consumen marihuana corren riesgo de causarse daño, está disminuyendo. Esto es así a pesar de la creciente evidencia científica de que el consumo crónico o empedernido de marihuana durante la adolescencia puede reducir de forma permanente el coeficiente intelectual de una persona e interferir con otros aspectos de su funcionamiento y bienestar. Los resultados de la encuesta muestran que todavía tenemos un largo camino por recorrer en nuestros esfuerzos para prevenir el consumo de marihuana y evitar el daño que esta puede causar en la vida de una persona joven”.

Fuente: Dra Nora D. Volkow, Directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas; https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/

 

 

Mtra. Erika Benítez Camacho

Facultad de Psicología

Universidad Anáhuac México Norte