Julia, de 5 años y de la escuela del Palencia FF, reivindica el papel de la mujer en el fútbol después de que un niño le impidiese jugar

Julia aún no ha cumplido seis años y ya le encanta jugar a fútbol. El martes discutió en el patio del colegio con un niño porque le dijo que no podía jugar a fútbol con ellos. Disgustada, la pequeña se fue a casa e hizo unos carteles para reivindicar que las niñas también quieren jugar a fútbol y lo llevó al día siguiente al colegio, porque ella también es futbolista.

Julia es una de las tres jugadoras que forman parte de la escuela del CD Palencia Femenino. Julia, Irene y Martina acuden –con toda la ilusión del mundo– los miércoles y los viernes al campo Sergio Asenjo para entrenar con Aintzane.

«Las niñas tienen mucha ilusión y nos fastidiaba decirles que no podían entrenar por ser solo tres. Una jugadora del equipo senior, Aintzane, se comprometió a entrenarlas. Hacen mucho ejercicio de juego y de técnica individual. La idea es arrancar con la escuela y queremos que, cada vez, haya más niñas de esta edad», argumenta José Ignacio Reguero ‘Zubi’, presidente del Palencia Femenino.

Sobre lo que ocurrió hace dos días en el patio, Zubi admite que desgraciadamente no es un hecho aislado. «Este tipo de episodios han pasado más veces. Los padres nos han contado varios más y es que hay veces que no les dejan jugar a fútbol porque son niñas. Yo creo que, con estas cosas, tenemos que ser muy reivindicativos y dar un toque de atención, que se sepa, para ver si sirve para algo y deja de pasar», concluye.

 

Fuente: https://www.elnortedecastilla.es/