REINTERPRETARSE, TRANSFORMARSE SON ELEMENTOS NATURALES Y NECESARIOS…

Se ha convertido progresivamente, en un hecho palpable, la necesidad de transitar del modelo de educación imperante, que se ha especializado en enseñar e imponer un conocimiento, que mecaniza e industrializa a la persona; hacia el que precisa la naciente sociedad del siglo XXI: educar para orientar, acompañar para aprender, para descubrirse a sí mismo, en donde predomine la adquisición de principios y valores humanistas, el desarrollo de la inteligencia emocional y herramientas sociales como elementos superiores al coeficiente intelectual, privilegiar el ser competente ante el solo hecho de competir, aprender a convivir…

Esto supone que el aprendizaje es una experiencia personal que se torna inmediatamente colectiva, que tiene lugar en tu interioridad mas con un alcance social…

Superar mitos, miedos, negaciones, conveniencias mezquinas… Abrir las puertas a nuevos conceptos e interpretaciones, que están presentes y que forman parte integral del ser humano, pero que se les pretende ignorar…

 

 

Fuente:  Psicología, Neurociencia, Educación, Inteligencia Emocional y Superación