Tener a un hijo en la universidad es un anhelo para los padres, tener dos a la misma vez puede llegar a ser un peso tremendo en el bolsillo.

A continuación te compartimos algunos consejos que te pueden ayudar si tú hijo está pensando o ya asiste a la universidad:

1. Primero que nada, asegúrate de hablar con tú hijo sobre su futuro y planes educativos. Es importante que ambos estén claro en lo que quiere hacer. Conocemos de adolescentes que después de un par de años en la universidad deciden cambiar de carrera o simplemente dejarla. Esto es una pérdida de tiempo y dinero tanto para los padres como el estudiante.

2. Determina si tu hijo tiene el potencial, la dedicación e interés de asistir a la universidad sino recomienda que elija una carrera técnica.

3. Las universidades de dos años son menos costosas. Luego tienen la opción de asistir a la universidad y terminar su carrera.

4. Elijan una universidad cerca a la residencia familiar. Ahorrarás dinero en hospedaje y planes de comida.

5. Asegúrate que tu hijo aplique para becas.  En el internet puedes hacer una búsqueda gratuita de becas y ayuda financiera en diferentes sitios.

6. Otro gasto que consideramos que es excesivo son los libros. Si los compras directamente en la universidad son más costosos. Para ahorrar, tienes la opción de comprarlos usados, por el internet ó rentarlos. Esta última puede resultarte la forma más económica. Podrías ahorrar hasta más de un 60% por cada libro.

7. Para llevar el control del presupuesto y gastos de tus hijos, puedes darle una tarjeta prepagada. Semanalmente agrégale dinero para gastos de gasolina, almuerzo u otros gastos imprevistos.

8. Por último, considera que tú hijo trabaje a tiempo medio.

A pesar que la educación universitaria puede llegar a ser muy costosa, existen maneras de ahorrar y mantener los gastos bajos. Sólo tienes que buscar asesoría confiable y considerar un plan de ahorro desde ya, si aún están pequeños.

Fuente: Univisión