Ciudad de México, junio de 2016. Como parte de los proyectos que los alumnos de la Especialidad en Biodiseño y Tecnologías Ambientales de la Universidad Panamericana realizan en la materia de Diseño Biomimético II y III con el maestro Antonio Solórzano Cisneros, el equipo integrado por Daniela Herrera Gil, Lorena García Arena, Sergio Pacheco Torres y Pedro González Islas ganó el tercer lugar en el Global Biomimicry Design Challenge 2016 con el proyecto Eco Fruitainer.

 

Eco Fruitainer es una propuesta integral de transportación, almacenamiento, conservación y venta directa de frutas aprovechando las características propias de cada vegetal y aplicando principios de biomimética como los flujos de aire en las cortezas de los árboles, la ventilación de la madrigueras de los perrillos de las praderas, regulación de la temperatura basada en la distribución del color y la resistencia estructural de las telarañas.

 

Está comprobado que los sistemas más eficientes de producción de energía y procesamiento de desechos, son los que la naturaleza ha creado a los largo de millones de años. Por ello, científicos, ingenieros y diseñadores han vuelto sus miradas a la emulación de éstos para crear desarrollos sustentables.

 

 

En la Especialidad en Biodiseño y Tecnologías Ambientales se busca brindar a los alumnos conocimientos que permitan el ejercicio profesional sustentable y la producción de objetos, servicios y procesos amigables al entorno social, económico y ambiental.

 

En la materia gestionada por el maestro Solórzano Cisneros, los alumnos sintetizan sus conocimientos en proyectos de diseño biomimético. En las primeras etapas, los estudiantes de ingeniería industrial, mecatrónica, innovación y diseño y arquitectura, realizaron la investigación de los principales problemas y necesidades que existen actualmente en el área de alimentación a nivel mundial como almacenamiento, transportación, desperdicio, procesado, cultivo, etc.

 

 

Posteriormente, con la metodología Design Thinking, hicieron propuestas de solución a dichas problemáticas buscando la aplicación de principios de funcionamiento biológicos. En esta etapa, se puso de manifiesto la importancia del trabajo interdisciplinario para aterrizar las respuestas en productos y sistemas.

 

El resultado del trabajo interdisciplinario fue excelente en todos los casos con proyectos de cultivos aeropónicos, aprovechamiento y mejora de cosechas; y transportación y conservación de alimentos.

 

Es importante mencioanr que el Global Biomimicry Design Challenge tiene por objetivo promover el diseño y el desarrollo de proyectos sustentables basados en principios biológicos.

 

Conoce mejor el proyecto aquí.