1-Pide consejos
La experiencia universitaria es completamente distinta a la del colegio. Por ello es normal sentirte desorientado y fuera de lugar. Lo importante es animarse a confiar en alguien y pedir consejos. Puede ser un familiar, un amigo más grande o un consejero de la universidad. Todos necesitamos a alguien para contar nuestros problemas.

2-Reúnete con personas que admires y te motivenEn la universidad es importante no perder la motivación. Muchas veces una mala nota o clases confusas o aburridas pueden hacerte perder de vista la razón por la que te inscribiste en la carrera. Por eso es importante reunirte y rodearte de personas positivas, dedicadas que tengan metas similares a las tuyas. De este modo, si tienes un mal día siempre te ayudarán a recordarte por qué estas allí, te escucharán y te inspirarán a ser mejor.

 

3- Si te cuesta una materia, ve por apoyo, no te estanques¿No eres brillante en todas las materias? Es absolutamente normal. ¿Qué hacen los estudiantes cuando no comprenden algo? Buscan apoyo. Existen clases extra curriculares, posibilidades de escribirles dudas al profesor, estudiantes que se postulan como tutores… cientos de posibilidades. Lo importante es que sepas aprovecharlas y no pierdas tiempo estancado preguntándote por qué no eres bueno en todo.

 

4.¿Qué más da lo que opinen de ti?
¿Tienes un estilo único y diferente a los demás? ¿Te gusta dar tu opinión en clase y no siempre concuerda con lo que opinan tus compañeros? Adelante, sigue así. Tratar de encajar, ser del montón y preocuparte de lo que opinen de ti solo te dejará al margen y pasarás inadvertido. Las clases en la universidad suelen ser muy numerosas y hay toda clase de persona. Agradece poder destacarte del montón.

 

5. Tus prácticas profesionales te enseñarán mucho
No subestimes a tus prácticas profesionales. En muchas carreras es obligatorio realizar al menos una o dos prácticas. Por ello hay estudiantes que se las toman a la ligera y solo desean que terminan. ¡Lo mal que hacen! A diferencia de lo que piensan, las prácticas pueden enseñarles aspectos esenciales para su futuro profesional, y los ayudará a estar más preparados. Por ejemplo les enseñará sobre la puntualidad, la prolijidad y la rutina en una oficina.

 

6. Piensa mucho en lo que TÚ quieres
¿Tus padres sueñan con qué seas médico pero a ti te encanta la historia del arte? Complacer a los demás no te asegurará ser feliz y exitoso. Entrar a la universidad supone una nueva etapa en tu vida, y si hasta el momento solo pensabas en hacer lo que los demás pensaban que era bueno para ti, es momento de que te concentresen qué es lo que túrealmente quieres. No es ser egoísta, es hacer tu camino.

 

7. No te sientas menos
¿La universidad queda lejos del lugar donde te criaste? ¿Entraste por una beca? Nada debe hacerte sentir menos. Todos los estudiantes tienen las mismas oportunidades de ser exitosos y salir airosos de la universidad. Es cuestión de actitud, de demostrar confianza en ti mismo y entender que eres tú el responsable de sacar lo mejor de tu paso por la universidad.

 

Fuente: noticias.universia