Maestro conmueve a padres con emotivo mensaje en lista de útiles escolares

Maestro conmueve a padres con emotivo mensaje en lista de útiles escolares

Con el inicio de clases en Argentina, y ante una ‘delicada situación socioeconómica’ en el país, un profesor de quinto grado de primaria sorprendió a los padres de familia de los alumnos con un emotivo mensaje. En la previa al inicio del ciclo lectivo en Argentina, Christian Leissa, profesor de enseñanza primaria de una escuela en la provincia de Entre Ríos, compartió con los padres de sus estudiantes el listado con los materiales que utilizará a lo largo del año. Sin embargo, lejos de exigir grandes gastos, el docente conmovió a las familias con un texto escrito a mano en el que destaca la importancia del ahorro, el reciclado, la generosidad y la reutilización. La cálida carta, cuyo lema es ‘Lo nuevo no siempre es lo mejor’, fue compartida por Leissa en Facebook, según explicó, a pedido de un compañero. Christian Leissa es un profesor de primaria que estudia actualmente Ciencias Políticas en una universidad de Entre Ríos (Clarín) En pocos días, su mensaje ya se había viralizado en las redes sociales, acumulando más de 55 mil compartidas, casi 600 comentarios y 4 mil 200 reacciones. En letras mayúsculas y pulcramente escrito, el maestro escribió el siguiente mensaje. Teniendo en cuenta la delicada situación socioeconómica, la circular N° 03/2019 del C.G.E. y en un planeta con un alto nivel de contaminación, invito a las familias a reciclar, reutilizar, intercambiar con otras familias y también a regalar lo que ya no usen o les sobre”, escrito. Luego, añadió que ‘Lo nuevo no siempre es lo mejor. Lo mejor es lo que se hace con amor y esfuerzo’, agregando también su...
Francia reinserta en las aulas los dictados, lectura en voz alta y cálculo mental por evidente “retroceso educativo”

Francia reinserta en las aulas los dictados, lectura en voz alta y cálculo mental por evidente “retroceso educativo”

Las autoridades de la educación en Francia han resuelto cambiar los programas escolares para el año próximo ante el evidente “retroceso educativo” que reconocen está marcando a las nuevas generaciones, y deciden dar marcha atrás para volver a instruir algunas formas relegadas pero que las “nuevas pedagogías” no han logrado mejorar. Los dictados han sido desde siempre una tradición de la enseñanza primaria en Francia, donde la ortografía era considerada un punto alto dentro de los egresados de las escuelas. Sin embargo las nuevas tendencias impusieron que la corrección ortográfica no era más que un freno a la creatividad y a la libre expresión, Otro tanto ocurrió con la lectura en voz alta y la memorización de textos, que pasaron al rincón de los recuerdos de los docentes, que se vieron enfrentados a técnicas menos “invasivas” para con los niños. También el mundo de la aritmética sufrió cambios radicales, en tanto hacer cuentas, sumar y restar, multiplicar y dividir, y elementos básicos antes fundamentos de razonamiento, han dejado paso a las calculadoras primero y a las tablets después. Una revisión a fondo ante “catastróficos” resultados Sin embargo los resultados de los grandes cambios que comenzaron hace casi veinte años, están teniendo resultado “catastróficos” se han visto obligadas a reconocer las autoridades de Enseñanza Primaria, ante la presión de los “liceos” y otros centros docentes secundarios que reciben alumnos incapaces de razonar y asumir conocimientos de otro nivel superior. La instrucción pública francesa –otrora reconocida entre las mejores del mundo- ha caído a tal punto que la última reforma de los programas escolares ha sido rechaza de plano por los...
Actividades para trabajar las emociones. Collage emocional

Actividades para trabajar las emociones. Collage emocional

Qué es la inteligencia emocional? “La inteligencia emocional es saber escoger la emoción adecuada (mejor opción emocional entre todas las posibles) en un contexto concreto y un momento concreto.” (R. Aguado) Dicho así, suena muy bien, ¿verdad? Lo difícil es elegir la emoción más acertada. COLLAGE EMOCIONAL. Los juegos de inteligencia emocional para niños son la mejor manera de ayudar a los más pequeños a familiarizarse con las emociones propias y ajenas. Este juego pretende dar a conocer a los niños y niñas todas esas emociones que cada día les surgen. Para ello, vamos a preparar con los niños y sus familias un collage emocional. Cada familia va a jugar con sus hijos a poner cara de…: miedo, rabia, alegría, sorpresa, etc. Con ese gesto de enfadado, de  triste o de contento en nuestra cara vamos a hacer una foto. Según Roberto Aguado, existen 10 tipos de emociones, así que haremos tantas fotos como emociones hay. Asignamos un nombre y un gesto a cada una de nuestras emociones. (Aunque no existen emociones buenas o malas, hemos de reconocer que hay determinadas emociones que son más agradables que otras). Emociones desagradables: Miedo. Ira, rabia. Culpa. Asco. Tristeza. Emociones agradables: Seguridad. Alegría. Curiosidad Admiración. Emociones neutras: Sorpresa Una vez tengamos impresas todas las imágenes, vamos a escribir la emoción que sentimos en ese gesto concreto, y cómo actuamos cuando la sentimos. Aquí os dejo algunos ejemplos de cómo actuamos cuando sentimos cada una de las emociones. Asco: Rechazo, desprecio, repudio, aborrecimiento, repulsión, aversión. Miedo: Huida, angustia, pánico, temor, desesperación, timidez. Tristeza. Desaparecer, desgana, pesimismo, impotencia, frustración, pesar, aburrimiento, dolor. Ira, rabia: Ataque,...
10 consejos de educación en valores mientras cocinamos

10 consejos de educación en valores mientras cocinamos

La educación en valores es un concepto que se ha puesto de moda en los últimos tiempos pero que lleva con nosotros desde siempre y no debemos permitir que el respeto y el compromiso, entre otros valores, caigan en el olvido.  Cuando yo era niña, me encantaba meterme en la cocina con mi madre y con mi abuela. Ellas fueron, y son, mis mejores maestras. Entonces, y estoy hablando de hace ya unos cuantos años, nuestras madres y nuestros padres no tenían tanta información sobre pedagogía. No asistían, como ocurre hoy  en día, a innumerables charlas en la que los docentes explican lo que los alumnos han de aprender y cómo lo van a aprender. Tampoco eran sometidos a un bombardeo de información acerca de cómo educar a los hijos. ¡Nada de eso! Ellos se limitaban a educarnos de una manera más sencilla y vivencial. En el colegio, los profesores me enseñaban prácticamente los mismos contenidos que mis hijos estudian hoy, pero mis padres se limitaban, en el mejor de los casos, a preguntarme la lección y, eso sí, esperaban que mis notas fuesen buenas. Los padres de hoy sabemos mucho más sobre cómo educar a nuestros hijos.  Nos metemos mucho más en la metodología que utilizan los profesores, somos más críticos, cuestionamos más y, en ocasiones, abrumamos a nuestros hijos para conseguir los mejores resultados. Aunque no lo parezca, este artículo no pretende criticar a los padres de hoy, entre los que me encuentro, ni a los profesores, entre los que me he encontrado durante muchos años de mi vida. Tampoco pretendo ensalzar los métodos educativos de nuestros padres...
Los niños necesitan ser felices, no ser los mejores

Los niños necesitan ser felices, no ser los mejores

Vivimos en una sociedad altamente competitiva en la que parece que nada es suficiente y tenemos la sensación de que si no nos ponemos las pilas, nos quedaremos rápidamente atrás, siendo barridos por los nuevos adelantos. Por eso, no es extraño que en las últimas décadas muchos padres hayan asumido un modelo de educación sustentado en la hiperpaternidad. Se trata de padres que desean que sus hijos estén preparados para la vida, pero no en el sentido más amplio del término sino en el más restringido: quieren que sus hijos tengan los conocimientos y las habilidades necesarias para hacerse de una buena profesión, obtener un buen trabajo y ganar lo suficiente. Estos padres se han planteado una meta: quieren que sus hijos sean los mejores. Para lograrlo, no dudan en apuntarles en disímiles actividades extraescolares, allanarles el camino hasta límites inverosímiles y, por supuesto, empujarles al éxito a cualquier costo. Y lo peor de todo es que creen que lo hacen «por su bien». El principal problema de este modelo educativo es que añade una presión innecesaria sobre los pequeños, una presión que termina arrebatándoles su infancia y crea a adultos emocionalmente rotos. Los peligros de empujar a los niños al éxito Bajo presión, la mayoría de los niños son obedientes y pueden llegar a alcanzar los resultados que sus padres les piden pero, a la larga, de esta forma solo se consigue limitar su pensamiento autónomo y las habilidades que le pueden conducir al éxito real. Si no le damos espacio y libertad para encontrar su propio camino porque le colmamos de expectativas, el niño no podrá tomar...