¿Son rentables los posgrados en México?

¿Son rentables los posgrados en México?

Las razones que conducen a las personas a emprender posgrados en México se relacionan comúnmente con la empleabilidad que el grado académico les dará, aunado a las recompensas económicas pero, ¿quién estudia una maestría? Juan Pedro Laclette, Coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) señaló que solo 16 de cada 10 mil habitantes estudian algún tipo de posgrado; también solo el 20% de egresados de licenciatura ingresan a un posgrado de acuerdo con datos del  Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en su estudio Panorama Educativo de México, indica que los egresados de posgrados acceden a empleos mejor pagados, con el atributo adicional de que se reducen sus jornadas laborales dado que ocupan un lugar privilegiado en el organigrama de sus empresas. Cursar posgrados dota al estudiante de conocimientos específicos que en su aplicación generan impacto en las estrategias laborales. Al centrarse en problemas específicos,  el sujeto pone en práctica su juicio crítico para deliberar soluciones que involucren una visión global del asunto, ya que cuenta con las competencias suficientes para hacer frente a los desafíos profesionales. La oferta educativa de posgrados es amplia, existen diferentes modalidades, presenciales, semi-presenciales y a distancia, esta última en especial está reinventado la forma en que el estudiante aprende, su flexibilidad le permite compaginar diferentes actividades otorgándole la misma atención a cada rubro. Las personas que estudian posgrados son personas decididas a invertir tiempo y esfuerzo, mismo que será rentable cuando se concluya. Por otra parte, más allá de los ingresos que se pueden obtener al estudiar un posgrado, hay una...
Los niños, la escuela y la felicidad

Los niños, la escuela y la felicidad

Buscadores de felicidad La humanidad se define por la búsqueda de la felicidad, las personas somos buscadores de algo que siempre está por hacer, nuestra vida es tarea, problema a resolver. La solución que todos ansiamos es la de la realización, deseamos ser felices y todo lo que hacemos, desde lo más básico hasta lo más complejo, va transversalizado por esta inquietud de absoluto de nuestra realidad finita y relativa. Mala cosa es cuando el horizonte de nuestra plenitud lo esperamos de fuera y hacemos de la felicidad algo externo, lo ponemos en manos de otros o de bienes externos, ya nos avisan los que miran la historia y el corazón de la humanidad, tanto desde la filosofía como desde la religión, que la felicidad es una tarea interior. Un artículo muy interesante Digo todo esto al hilo de un buen artículo que nos ofrecía Antonio Paniagua en el diario HOY –La felicidad– hace unos días acerca de la felicidad, la psiquiatría y la psicología, y en concreto de los fármacos de dicha “felicidad buscada”. Lo hacía a partir del libro de Hilario Blasco-Fontecilla que titula “Hacia un mundo feliz”, en el que lanza una aseveración sencilla y firme: “Los pacientes deben aceptar que la infelicidad y el sufrimiento forman parte de la vida”. Me recordaba el título de un libro significativo en este tema: “Menos Prozac y más platón”, haciendo referencia al saber pensar y vivir desde la realidad concreta en la que nos situamos y somos, en el mundo real de nuestras posibilidades y limitaciones. El artículo me sirve para iniciar mis temas en la facultad de...
La corteza prefrontal y la regulación de la conducta adolescente

La corteza prefrontal y la regulación de la conducta adolescente

Las facultades mentales que dependen del lóbulo frontal son la capacidad para controlar los impulsos instintivos, la toma de decisiones, la planificación y anticipación del futuro, el control atencional, la capacidad para realizar varias tareas a la vez, la organización temporal de la conducta, el sentido de la responsabilidad hacia sí mismo y los demás o la capacidad empática. En los adolescentes, la inmadurez del lóbulo frontal les hace más vulnerables a fallos en el proceso cognitivo de planificación y formulación de estrategias, que requiere de una memoria de trabajo que no está completamente desarrollada en la adolescencia (Swanson, 1999). También influirá en los errores de perseverancia, que son frecuentes en los adolescentes que realizan tareas en las que una regla aprendida debe ser modificada para ajustarla a las nuevas circunstancias, o en la interrupción de la conducta una vez alcanzada la meta perseguida. Estas limitaciones pueden justificar la rigidez comportamental que suelen mostrar muchos chicos y chicas, sobre todo en los primeros años de la adolescencia. La capacidad para controlar e inhibir respuestas irrelevantes o inadecuadas va a depender igualmente de funciones también relacionadas con la corteza prefrontal, como la atención sostenida, aún en proceso de desarrollo durante la adolescencia (Klenberg, Korkman y Latí-Nuuttila, 2001; León- Carrión, García-Orza y Pérez-Santamaría, 2004). El papel que desempeña la corteza prefrontal, concretamente la ventromedial, en la toma de decisiones, da indicios de la mayor impulsividad e implicación de los adolescentes en conductas de riesgo relacionadas con la sexualidad, el consumo de drogas o los comportamientos antisociales. Más allá de ese control de la función ejecutiva, algunos estudios recientes han encontrado evidencia sobre la implicación de la corteza prefrontal en otras capacidades relacionadas con la cognición social, tales como la autoconciencia (Ochsner, 2004), la...
9 cuentos para trabajar las emociones con niños

9 cuentos para trabajar las emociones con niños

Trabajando las emociones Leer es una bella manera de crecer y de favorecer el desarrollo del lenguaje. Cuando leemos nos ponemos en el lugar de los demás aprendiendo sin darnos cuenta a ser empáticos. Enseñar a nuestros hijos a perderse en el mundo de los libros es sin duda un valioso regalo que condicionará favorablemente sus vidas. Además, también podemos enseñarles a trabajar las emociones a través de la lectura. Esta es una selección de nueve cuentos que nos serán útiles para explorar las emociones del niño y ayudarle a expresarlas: Monstruo triste, monstruo feliz: {Monstruo Triste, Monstruo Feliz. Autor/Ilustrador: Ed Emberley y Anne Miranda. Editorial: Océano Travesía}. Diferentes monstruos les enseñarán distintas emociones. También ellos sienten, aunque sean monstruos. Así es mi corazón: {Así es mi corazón. Autora: Jo Witek. Ilustradora: Christine Roussey. Editorial: Bruño}. Hermosas ilustraciones acompañan en un viaje al corazón de los más pequeños, justo en el lugar donde se encuentran las emociones. Recetas de lluvia y azúcar: {Recetas de Lluvia y Azúcar. Autora: Eva Manzano Plaza. Ilustradora: Mónica Gutiérrez Serna. Editorial: Thule}. La cocina y las emociones se unen para hacer las delicias de grandes y mayores mediante sabrosas y emotivas recetas. Te quiero (casi siempre): {Te quiero (casi siempre). Autora/Ilustradora: Anna Llenas. Editorial: Espasa}. Aprender que somos diferentes es muy importante para construir una relación sana y respetuosa. El león y el pájaro: {El León y El Pájaro. Autora/Ilustradora: Marianne Dubuc . Editorial: Tramuntana}. Una amistad que nos hará sentir amor al prójimo, a uno mismo e incluso a la vida. La tristeza, la aceptación y la alegría se entremezclan con otros sentimientos que sin querer nos van a invadir mientras leemos...
Orientaciones educativas en la Juventud

Orientaciones educativas en la Juventud

La duración de esta última fase del desarrollo, o juventud, como preámbulo para alcanzar la adultez depende del conjunto de las variables que hayan influido en el desarrollo hasta ahora: los rasgos aptitudinales, el ambiente familiar, la formación intelectual, las influencias ambientales, la asunción de compromisos, el nivel de autoexigencia, etc. Todos ellos constituirán la clave de un desarrollo madurativo que les encamine hacia los compromisos y responsabilidades propios del adulto. Orientaciones educativas Enseñarles a afrontar la realidad, evitando las evasiones mentales. Ayudarles a reconocer sus fortalezas y sus debilidades y a emplear bien sus recursos personales. Enseñarles a respetar a quienes piensan de forma distinta de ellos mismos o de su grupo. Proponerles que tengan más en cuenta los puntos de vista contrarios a los suyos que pueden enriquecer su perspectiva personal. Recordarle el mensaje de Juan Pablo II a los jóvenes en París “quien te exige te toma en serio”. Concienciarles que cada derecho implica un deber. Esta sociedad moderna está llena de derechos y carente de deberes. Conviene tener en cuenta, que cuando un hijo, por las circunstancias que fueran, ha vivido mal o no ha vivido las características, rasgos y comportamientos de cada etapa, estos vacíos serán difíciles de rellenar posteriormente. AMOR Y ACEPTACIÓN, SERENIDAD Y PACIENCIA, EXIGENCIA Y COMPRENSIÓN SON INGREDIENTES QUE DEBEN FORMAR PARTE DE TODA ACCIÓN EDUCATIVA QUE SE REALICE EN LA FAMILIA.  ...